vade retro, congresista

Gobiernos local y regional de Cajamarca aún no logran aceptación.

POBLACIÓN AÚN NO SIENTE SOLUCIÓN DE SUS PROBLEMAS

Publicado: 2019-08-13


Las dos autoridades principales en la región Cajamarca no lo están pasando bien en sus respectivas gestiones. Tanto el alcalde provincial de Cajamarca Andrés Villar como el gobernador regional Mesías Guevara atraviesan un contexto de apuros en relación a sus gestiones. Se les han presentado problemas para solucionar las grandes necesidades de la ciudad como es en la municipalidad y problemas que lindan con la corrupción, problema crucial del país, en el gobierno regional. Pareciese que ambas gestiones andan de tumbo en tumbo si lograr buena percepción en los cajamarquinos quienes los eligieron para que gobiernen la gran ciudad y toda la región.

A ver, enfoquémonos en la gestión municipal que está a cargo del señor Villar que pertenece a la agrupación política del Frente Regional. Hasta el momento no logra calar en la buena simpatía de la población respecto a las obras significativas que pueda ejecutar. “Hasta el momento lo mismo, no vemos grandes obras en Cajamarca” dicen algunos cajamarquinos por las calles o en algún lugar de reunión.

En más de seis meses la actual gestión municipal no ha logrado solucionar los grandes problemas de la ciudad. Por ejemplo, en ningún momento, se ha escuchado que el alcalde hable del problema de las aguas residuales que botan a ríos y canales de riego criminalmente. No existe un PETAR moderno en la ciudad, de éste, en ningún momento, a autoridad local ha dicho absolutamente algo.

Es más, el problema del tránsito urbano en la ciudad no tiene válvula de solución. La calles ya no dan para el transito no sólo de vehículos, sino de las proliferantes mototaxis. En más de seis meses la congestión vehicular sigue igual. La gerente de transito, que designó el alcalde al inicio de su gestión, no pudo solucionar el problema. Lo que ha ocasionado la designación como asesor principal en transito vehicular y seguridad ciudadana del señor Jorge Gonzales quien viene, muy cuestionado, de otras gestiones. La pregunta es: ¿solucionará el problema este señor que viene de otras gestiones donde el transito no cambió? Lo cierto es que la gestión del señor Villar no responde a solucionar los problemas del parque automotor que, de hecho, ha motivado, desesperadamente, la designación del nuevo asesor.

El comercio ambulatorio, del mismo modo, se encuentra en la misma situación. No han podido reducir el comercio en las calles como sucede en el barrio José Olaya donde los comerciantes han tomado las calles para el comercio de todos los lunes u viernes. Aun no entra en funcionamiento el mercado zonal sur, el arbitraje aún no ha sido solucionado con la actual gestión. Comerciantes se han reunido con el alcalde con la intención que les ayude en la construcción de sus propio mercado, pero sólo ha quedado en conversaciones. Se suma a esto que la construcción del camal municipal va comenzar desde cero.

Por el lado del gobierno regional, tan igual como sucede con la municipalidad cajamarquina, la población de las trece regiones no percibe y no siente lo que esperaba del nuevo gobernador. Las obras ejecutadas por PROREGIÓN, órgano ejecutor del gobierno regional, desde la gestión anterior continúan teniendo problemas de ejecución y culminación de obras.

Por el contrario, en la gestión del señor Mesías Guevara, lo que se ha hecho público son escándalos relacionados con la corrupción. Un funcionario de cargo principal resultó intervenido recibiendo dinero por la adjudicación del un proyecto. Hecho que el gobernador trató de desconocer con decir que no conocía a dicho funcionario. No sabiendo que en el gobernador existe responsabilidad política de lo que sus principales funcionarios hagan. A ese escándalo se agrega el de otra funcionaria que intentó ingresar a trabajar en estado de ebriedad.

Por estas dos situaciones, de manera tardía, el concejo regional aprobó declarar en emergencia PROREGIÓN e iniciar investigación de lo que se está haciendo en ella. Lo que sí es real es que, en la mayoría de las trece provincias de la región, comienza a crecer un descontento contra el gobernador regional Mesías Guevara.

Así que, tanto el gobierno local de Cajamarca como de la región, sino toman decisiones que comiencen a calar en la confiabilidad de la población, terminarán tan igual como las gestiones anteriores: repudiadas y lamentadas por la población. Pero esas decisiones pasan con atender las necesidades al interior de la región con agua, saneamiento y electrificación. Y en Cajamarca con atender los problemas cruciales que tiene la gran ciudad y la zona rural.


Escrito por

El Moscón

De José Novoa Molocho. Periodista. Prof. Lengua y Literatura. Bloguer. Tres vicios: leer, escribir y contar historias


Publicado en